Lorena Padovan: "Respetamos el poder soberano de los miembros del jurado"

La abogada que representó a una víctima en un juicio por jurados que declaró “no culpable” al acusado, analiza la continuidad de planteos y recursos. Con cautela, habla de no generar falsas expectativas. Su experiencia y visión sobre este tipo de procesos, y las diferencias de los delitos contra la integridad sexual y la violencia de género con el resto.   

El tercer juicio por jurados en la provincia se desarrolló en el Domo del Centenario “Zitto “Segovia” de Resistencia, (Foto: Prensa STJ).


 

Lorena Padovan fue la abogada querellante del tercer Juicio por Jurados desarrollado en la provincia, que concluyó luego de tres jornadas intensas en el Domo del Centenario, el pasado 19 de diciembre, con el fallo del jurado que declaró "no culpable" a un acusado de abuso sexual con acceso carnal.

"En un juicio por jurados se entiende que hay que respetar el poder soberano de los miembros del jurado, que son miembros de la ciudadanía que han hecho su trabajo. En este caso se destacó por el tiempo de discusión", señaló la defensora Pública en declaraciones a Radio Provincia.

Siendo prudente con respecto al caso en cuestión, resaltó que es necesario no generar "falsas expectativas”. “Siempre a quien representamos debemos hacerle entender que existen dos posibilidades, la sentencia condenatoria y la sentencia no condenatoria", indicó.

Fue más allá y reflexionó: "Cuando uno representa a una parte, debe garantizarle que hizo todos los planteos que correspondía. Me toca analizar la cuestión recursiva, donde tenemos un obstáculo legal.  Por eso debo ser prudente y no emitir ninguna decisión en este momento, y analizar la jurisprudencia de muy pocos casos que llegaron a la Corte Suprema de la Nación, hay que analizar la jurisprudencia de la Corte Interamericana y los orígenes y cómo se lleva en otros países esta figura del juicio por jurados. A partir de ahí, tomar una decisión sin exponer a mi representada".   

Asimismo, Padovan resaltó: "En todo el juicio respetamos las garantías del imputado, por el debido proceso, pero siempre haciendo mención a la salud de mi representada y cuidando todos los extremos".

 

Defensa Pública también para víctimas

"En el Chaco existe esta posibilidad de que la Defensa Pública también represente a víctimas", explicó la abogada Lorena Padovan. (Foto: Prensa Consejo de la Magistratura)

 

"Desde la Defensa Pública venimos hace muchos años trabajando en el acceso a la Justicia, no sólo de los imputados, representados tradicionalmente por la defensa pública, sino además en el Chaco existe esta posibilidad de que la Defensa Pública también represente a víctimas", repasó, y recordó que esta posibilidad a nivel nacional recién se está implementando con la designación del primer defensor de víctimas en el ámbito de la Defensoría General de la Nación.

"En el Chaco, desde hace mucho tiempo, la defensoría pública viene interviniendo como querellante y representando a las víctimas, lo que es una responsabilidad aún mayor por la relación de confianza que debe entablarse cuando uno, depende el tiempo judicial, tiene defensas de víctimas y de imputados. Y, además, porque cuando trabajamos con víctimas tenemos un acercamiento muy grande, es el lugar donde vamos explicando cada uno de los sucesos del proceso penal que la ciudadanía no conoce. En las víctimas, cada uno de estos tramos procesales genera mucha angustia", explicó, y señaló que "la angustia es más grande cuando estamos dentro de delitos contra la integridad sexual o de violencia de género".

En ese sentido, dijo que en esos casos muchas veces no sólo la víctima sufrió el delito sino todo su entorno familiar. "He intervenido en otros casos como querellante, en femicidios, y más allá de llegar a un juicio y obtener una sentencia condenatoria, la vida de la persona no se recompone, muchas veces quedan hijos, y una situación muy dolorosa", graficó.

 

“Algo muy importante para las víctimas”

(Foto: Prensa STJ)

 

En ese relato de su experiencia, Padovan indicó: "El juicio es algo muy importante para las víctimas, igual que la sentencia, porque pone en claridad aquello que sucedió y no debió haber sucedido. No logrará volver atrás. Desde la Justicia nunca vamos a lograr que ese daño ocasionado ya no exista. Sólo diremos que ese daño no debió haberse ocasionado. A partir de ahí, las víctimas comienzan el proceso de sanación".

Con respecto a su representada, y pese a no obtener una sentencia condenatoria, destacó que "ha sido siempre muy humilde y agradecida a la investigación y a que se llegue a juicio”. “Respeta el poder soberano del jurado", acotó.

"Los miembros del jurado tomaron casi tres horas de deliberación, siendo dos horas el tiempo mínimo. No fue una decisión apresurada. Tomaron con responsabilidad el caso y debatieron. Respetamos ese poder soberano y entendemos que, dentro de un juicio, las posibilidades son culpable o no culpable", ponderó la letrada.

Luego, destacó en especial el trabajo sobre el caso junto a peritos: "Estábamos muy convencidos en el litigio. Esto es parte de entender que somos servidores públicos y que debemos interpelarnos. Pero debemos entender que las problemáticas de víctimas contra la integridad sexual y de violencia de género, se deben trabajar mucho más, sabiendo que hoy la ciudadanía en general debe decidir".

En ese marco, resaltó que la erradicación de la violencia contra la mujer "no es sólo responsabilidad del Poder Judicial”. “Claramente somos responsables y debemos llevar a cabo todas las actividades tendientes a la erradicación, pero a la vez es transversal a todo el Estado y las disciplinas, tiene que ver con preparar a la ciudadanía al efecto", acotó

"La Justicia es el último eslabón, cuando todos los otros eslabones fallaron y el daño se ocasionó. Dentro de esto, hay que trabajar más fuertemente con todo lo vinculado a derechos de víctimas", reflexionó.

 

El juicio

(Foto: Prensa STJ)

 

El pasado 19 de diciembre, el jurado pronunció un veredicto unánime de no culpabilidad contra Germán Masdeu por el delito continuado de abuso sexual con acceso carnal, según se informó oficialmente.

Fue al término de la tercera jornada del juicio por jurados en las causas 7329/2018-1 “Masdeu, German F. s/delito contra la integridad sexual” que se desarrolló en el Domo del Centenario “Zitto “Segovia” de Resistencia, bajo un estricto protocolo de seguridad e higiene durante 3 días hasta hoy, sábado.

Primero tuvieron lugar los alegatos de clausura expuestos por cada una de las partes. Así lo hicieron el fiscal Cámara N° 1 Jorge Fernando Gómez (acompañado por la fiscal requirente, Rosana Beatriz Soto del Equipo Fiscal Nº 3); la representante de la querella Lorena Padovan (defensora oficial N° 11); y como defensor particular Ricardo Osuna.

La actividad comenzó con la audiencia de selección de jurados (“voir dire”) a la cual asistieron 44 potenciales jurados (22 hombres y 22 mujeres), tras la cual fueron elegidos 12 ciudadanos y ciudadanas que integraron el jurado (seis varones y seis mujeres), junto con cuatro suplentes (dos varones y dos mujeres) repartidos por género en forma equitativa.

A continuación Del Río dio inicio formal al debate oral y público. Allí impartió las instrucciones iniciales y, más adelante, se produjeron los alegatos de apertura a cargo de Gómez, Padovan y Osuna, respectivamente, en los que presentaron sus correspondientes teorías del caso.

La etapa de producción de pruebas, en la que declararon en total 16 testigos de la fiscalía, querella y defensa, se extendió durante el resto del primer día y la totalidad de la segunda e inicio de la tercera jornada. Prestaron declaración testimonial 12 personas de manera presencial y 4 de forma virtual.

Luego tuvieron lugar los alegatos de clausura y, tras una breve audiencia, las partes debatieron el contenido de las instrucciones. Posteriormente el juez instruyó a los jurados al respecto.

En esta oportunidad, y por primera vez, Del Río les explicó específicamente sobre “perspectiva de género” sin que esté tipificado en el delito que se juzgó, sin embargo, lo hizo en cumplimiento de lo que exigen los tratados internacionales. Y detalló además cuestiones relativas a conceptos como “violencia de género”; “relación desigual de poder” y “libertad e integridad sexual de toda persona”, entre otras.

 

Delitos diferentes

(Foto: STJ)

 

La defensora oficial explicó que, en un proceso, una de las etapas es la investigación: “En mi experiencia como querellante, son diferentes los delitos y las maneras en que se deben investigar. Los delitos contra la vida, contra la propiedad, contra la integridad sexual y la violencia de género. Estos últimos exigen una mirada marcada, transversal de perspectiva de género y entender los tiempos de las víctimas, si una víctima sufre violencia sexual, psíquica o física, no podrá declarar como nosotros estamos preparados en el derecho penal en día, hora, lugar, estructurado el relato".

"Psicólogos y psiquiatras nos han enseñado que, cuando tenemos víctimas de horror, lo que primero vamos a tener son testimoniales muy difusas, desprolijas. Hay cosas que a las víctimas les quedan marcadas. El trauma que vive la víctima es diferente a otros tipos de delitos. Hay que entender también que nosotros tenemos mucho manejo del derecho penal. El Ministerio Público Fiscal tiene excelentes fiscales, y los defensores oficiales son sumamente comprometidos. Lo cierto es que cuando trabajamos con este tipo de víctimas nuestro conocimiento en derecho parece que no es suficiente. Toda la investigación tiene que estar marcada por el acompañamiento y por entender esa problemática. Y, además, después, se la tenemos que dar a conocer a la ciudadanía en general", repasó Padovan. 

En ese marco, destacó el trabajo de los integrantes de la Defensoría y de dos compañeras que asumieron el rol de contención de las víctimas.

Luego, explicó las diferencias entre la querella y el Ministerio Público Fiscal. De éste último dijo que "tiene la objetividad de investigar", mientras que la querella tiene "una cercanía y acompañamiento constante".

"Nos encontramos con situaciones de descompensaciones de las víctimas, que son sumamente entendibles porque no conocen el proceso, les da miedo, y la etapa final es la que más miedo les da", describió. "Siempre necesitamos a alguien que tenga conocimientos de psicología como para poder contener", agregó finalmente.