Aerolíneas Argentinas traerá un millón de dosis de la vacuna Sinopharm desde China

Para el traslado se utilizarán envirotainers, que son contenedores especiales con control activo de temperatura. La partida de vacunas permitirá inmunizar a 500.000 personas.


Aerolíneas Argentinas traerá desde China un millón de dosis de la vacuna Sinopharm en un vuelo que partió esta tarde rumbo a Beijing y que tiene su retorno previsto para el próximo jueves, antes de la medianoche.

El Airbus 330-200, matrícula LV-GIF, con la nominación AR1050, despegó a las 13.08 desde Ezeiza y en su viaje de ida realizará una escala en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, para recargar combustible, antes de continuar con su periplo hacia la capital china.

Está previsto que el vuelo toque pista en la capital española el miércoles a las 5.15 hora local (1.15 de Argentina), luego de poco más de 12 horas de vuelo, en tanto que la partida desde Barajas está prevista para las 6.45 hora local (2.45 hora de Argentina). El arribo a Beijing se estima a las 0.55 hora local del jueves, 11.55 del miércoles en Argentina, teniendo en cuenta la diferencia de 11 horas más con la capital china.

Según se informó, se estima que el tiempo de carga en Pekín será de entre cuatro y cinco horas, por lo que la partida desde la capital china está prevista para las 5.30 hora local (16.30 hora de Argentina), estimando el arribo a Madrid, tras 12 horas y 40 minutos de vuelo, a las 11.10 hora de España, 7.10 del jueves en Argentina.

Finalmente, el último tramo del viaje contempla la partida desde Barajas a las 12.40 hora española, 8.40 de Argentina, para aterrizar en Ezeiza ese mismo jueves a las 21.50, luego de poco más de 13 horas de vuelo. Como en los otros casos en los que se concretaron vuelos para el transporte de insumos sanitarios desde China, en esta ocasión viajan a bordo de la aeronave 20 tripulantes, entre comandantes, copilotos y personal técnico.

 

Es "extremadamente segura"

"Desde el punto de vista de la seguridad le puedo dar garantía", dijo el infectólogo Pedro Cahn.

 

El responsable de los ensayos de Sinopharm en la Argentina, el infectólogo Pedro Cahn, sostuvo en declaraciones a Télam que la vacuna “es extremadamente segura" y que en los ensayos no han registrado "eventos adversos serios relacionados a la vacuna". "Desde el punto de vista de la seguridad le puedo dar garantía", dijo el infectólogo.

"Desde el punto de vista de la eficacia, ellos (por el laboratorio chino que la produce) han informado una eficacia similar a la de otras vacunas", agregó. La llegada de este millón de dosis de Sinopharm podría ser el primer lote de una serie de nuevas compras, aseguraron a Télam fuentes que siguen en detalle la negociación.

En ese sentido, el grupo farmacéutico que desarrolló el fármaco, China National Pharmaceutical Group, ya avisó que a partir de marzo estará listo para suministrar periódicamente cantidades significativas, bastante por encima del millón.

El acuerdo para la llegada de este millón de dosis a la Argentina se gestó, entre otras razones, luego de que la compañía farmacéutica con sede central en Beijing aceptara bajar el precio de cada unidad, de 30 a 20 dólares, como adelantó hace dos semanas el presidente Alberto Fernández.

Otra de las particularidades de la vacuna de origen chino es que está basada en el propio virus inactivado de la Covid-19 (la versión muerta del germen que causa la enfermedad) y no utiliza vectores adenovirales (virus que al no poseer el gen que lo reproduce puede transportar material genético de otro virus).

Además, el desarrollo de Sinopharm tiene una particularidad que puede ser considerada una ventaja logística: no requiere una refrigeración menor a 0 grados centígrados y se puede mantener con temperaturas de entre 2 y 8 grados, que puede suministrar una heladera común, según se informó.

 

Fuente: Télam