Avanza obra clave para garantizar seguridad al suministro eléctrico del Gran Resistencia

Con una extensión de 42 kilómetros, la obra de la Línea en Alta de Tensión Puerto Bastiani – Puerto Vilelas incluye la construcción de una estación trasformadora en 132 kilovoltios.


 

El gobierno provincial avanza con las obras de la Línea en Alta de Tensión Puerto Bastiani – Puerto Vilelas que, con una extensión de 42 kilómetros, incluye la construcción de una estación trasformadora en 132 kilovoltios. La obra, reactivada por el Ministerio de Infraestructura y SECHEEP, forma parte del plan de Infraestructura estratégica que lleva adelante el gobierno en toda la provincia.

De esta manera avanza la reactivación de obras de gran envergadura para el sistema energético provincial, que habían quedado paralizadas en la anterior gestión. Se trata de proyectos claves que apuestan a aumentar la capacidad de generación y distribución de energía.

“Los trabajos ejecutados esta semana por la contratista JCR-Rutas del Litoral (Unión transitoria de Empresa) consistieron en el montaje de las torres metálicas de la Línea para luego avanzar en el tendido de conductores”, explicó el subsecretario de Energía, Diego Bois. Asimismo adelantó que la semana próxima, en la zona de avenida Soberanía Nacional, iniciarán el operativo de montaje de las primeras estructuras de hormigón y luego avanzarán en la instalación de estructuras tubulares. “Se trata de una obra que una vez finalizada brindará seguridad y confiabilidad al suministro del Gran Resistencia, porque será otra línea de alimentación”, explicó el subsecretario Bois.

 

Primer usuario generador de la provincia

 

Por otro lado, el subsecretario adelantó que en el transcurso de la semana se conectaría al primer usuario generador de la provincia en el marco del decreto de adhesión a la Ley Nacional de Generación Distribuida firmado a inicio de la gestión. La norma establece que el usuario que genere energía renovable en su propiedad podrá inyectar un eventual excedente a la red distribuidora (en este caso a la red energética de Secheep). A partir de allí la empresa distribuidora le reconoce una cierta tarifa por esa energía inyectada a la red.

El gobierno trabaja fuertemente en este proyecto para impulsar y apostar al desarrollo de energía renovable. “Hay unos 250 o 300 kilowatts de potencia solicitados de diferentes usuarios de la provincia, que se realiza a través de una solicitud online en una página web de la Nación”, explicó Bois.

Esta iniciativa que también se aplica para usuarios industriales o pymes implica que aquellos que quieran generan energía para autoconsumo puedan inyectar el excedente a la red. Porque en el caso de energía fotovoltáica, si no se tiene un banco de baterías que permita su almacenamiento, lo que se genera en un momento dado y no se ocupa se pierde.




Mini logo de ECOM