El CEAT 1 asiste a niños con trastornos de desarrollo

Estimulación y aprendizajes tempranos en tiempos de pandemia

Con el apoyo de la tecnología, el equipo interdisciplinario continúa en contacto con los pacientes y sus familias para avanzar con la atención terapéutica y educativa. Este importante servicio está disponible para todos los chaqueños y es fundamental para mejorar la calidad de vida de niños en situación de riesgo.

El CEAT N°1 se encuentra funcionando en la actualidad en el Servicio de Rehabilitación de Medicina Física del Hospital Perrando.


A través de un proyecto conjunto entre los Ministerios de Desarrollo Social y Salud Pública, nació hace unos años el Centro de Estimulación y Aprendizajes Tempranos (CEAT) 1. Se trata de una entidad educativa que por medio de un equipo interdisciplinario brinda atención terapéutica y educativa a niños de 0 a 3 años con patologías adquiridas que generan un trastorno en su desarrollo, ya sea alguna discapacidad por síndromes genéticos o niños con riesgo de adquirir alguna patología, como por ejemplo los niños nacidos prematuros.  

A pesar de las complicaciones que se generan por el aislamiento social, preventivo y obligatorio por COVID-19, este equipo interdisciplinario continúa atendiendo a los pacientes y sus familias por medio de videollamadas por WhatsApp. La población atendida por esta entidad está conformada principalmente por niños prematuros a los que se le va controlando el neuro desarrollo desde que nacen, para determinar si les ha quedado alguna secuela. Este trabajo coordinado se lleva adelante junto a los profesionales de neonatología del Perrando. Pero también la detección de muchos pacientes se logra gracias a la colaboración de centros de salud y docentes del nivel inicial, que al observar posibles rasgos de patologías, piden la intervención del CEAT.

La directora del Centro de Estimulación Temprana, Verónica Arzamendia, explicó a la Agencia FOCO que esta unidad se encuentra funcionando en la actualidad en el Servicio de Rehabilitación de Medicina Física del Hospital Perrando y cuenta con un equipo interdisciplinario de 22 personas compuesto por docentes especializados con posgrado en estimulación temprana, así como por kinesiólogos, asistentes sociales, psicopedagogos, terapistas ocupacionales, fonoaudiólogos y psicólogos que trabajan en dos turnos diariamente (mañana y tarde).

Atención terapéutica y educativa

Esta institución lleva adelante un muy importante trabajo, ya que se realiza una atención terapéutica y educativa para mejorar la calidad de vida de los pacientes y de sus familias. Arzamendia explicó que durante la primera etapa se brinda una atención terapéutica del niño y su familia, generalmente la mamá, en las sesiones de estimulación temprana. Con el avance de esta terapia, luego se analiza el desarrollo del paciente para pasar a la última etapa que puede ser en el mismo CEAT, o sino trabajando en conjunto con los jardines de infantes del medio que pueden ser públicos o privados. “Hay jardines maternales que trabajan a la par nuestra, donde realizamos el acompañamiento de los pacientes y sus docentes”, agregó.

La directora de la institución, también explicó que durante la primera parte del tratamiento se avanza en la educación de cada uno de los roles que se deben cumplir con el niño y sobre todo, se brinda apoyo durante una etapa en donde los padres se encuentran en una etapa de investigación diagnóstica. “Es muy difícil para los padres, que muchas veces van de consultorio en consultorio sin tener una idea concreta de lo que están padeciendo sus niños y nosotros los acompañamos con nuestros psicólogos para que puedan afrontar esta realidad”, aseveró la docente.

En esta etapa, los profesionales del equipo interdisciplinario se concentra en la asistencia a las madres, para afianzar esas primeras relaciones madre-hijo para que generar una base de lo que va a ser la contención futura de este paciente. “Allí también entra el trabajo de los asistentes sociales, ya que muchas veces tampoco está presente la madre y hay que trabajar junto a la persona que quedó a cargo de la criatura, por lo que se agudiza el seguimiento en los hogares y se brinda asistencia los que están a cargo de la crianza para poder sostener la función materna y constitutiva tan importante para este tipo de pacientes”, explicó Arzamendia.

Asistencia a pesar de la cuarentena

Por medio de videollamadas a través de Whatsapp, los terapeutas y psicólogos se mantienen en contacto con los padres de los pacientes.

La pandemia de COVID-19 generó una serie de complicaciones producto del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Este equipo de profesionales interdisciplinarios pudo sortear las dificultades actuales gracias a la utilización de la tecnología y continúan brindando asistencia a las familias que lo necesitan. Por medio de videollamadas a través de Whatsapp, los terapeutas y psicólogos se mantienen en contacto con los padres de los pacientes y obtienen un beneficio extra, que es poder ingresar a la privacidad del entorno familiar y conocer desde adentro la manera en la que vive el paciente mejorando las condiciones del tratamiento. “Con la cuarentena logramos cambiar el sitio terapéutico y los padres nos permiten entrar a la intimidad de su hogar, algo que permite poder tener mayores parámetros para observar cómo avanza el tratamiento sobre los padres, sobre todo, si lo que estamos haciendo ayuda a los padres para que se lo transmitan a los pacientes”, expresó la docente.  

En tiempos de pandemia se viven situaciones y realidades preocupantes muy distintas, por lo que se constituye en un desafío para este equipo interdisciplinario poder estar junto a los pacientes y sus padres para no suspender los tratamientos de estimulación temprana, así como de contención familiar. “El 60% de la población atendida necesita tomar medicación anticonvulsiva, lo que obliga a que los padres tengan que llevar adelante una odisea para lograr de hacerse con los mismos y muchas veces surgen dificultades lógicas. Nosotros estamos junto a ellos brindándoles acompañamiento para que el niño pueda tener lo que necesita”, manifestó la directora del CEAT.

Servicio disponible para todos

El Centro de Estimulación Temprana (CEAT) tiene las puertas abiertas para todas las familias que requieran de asistencia y atención terapéutica. Si bien por cuestiones técnicas y burocráticas se encuentran fuera de servicio las redes sociales y página web, los profesionales invitan a los interesados a presentarse en las instalaciones del Servicio de Rehabilitación de Medicina Física del Hospital Perrando o llamar al teléfono móvil 3624-775567 para solicitar la intervención del equipo interdisciplinario para que comiencen el proceso de observación del paciente.

Otra de las formas, es por medio de las instituciones del nivel inicial o los centros de salud, ya que la mayoría tienen conocimiento del trabajo de este equipo gracias al proyecto especial que llevan adelante los ministerios de Educación y Salud. “Ni bien los docentes observan un niño con posibles rasgos que puedan derivar de un diagnóstico por alguna patología, se ponen en contacto con nosotros y se inicia el seguimiento y período de observación”, aclaró Verónica Arzamendia.

La docente aseguró que muchos casos fueron detectados gracias a la gran atención de los docentes del nivel inicial, inclusive cuando algunos padres aseguraban que sus pediatras descartaron posibles patología. “Los docentes están permanente observando a los niños, lo que facilita la detección de casos que luego son tratados por nuestro equipo de profesionales”, concluyó la docente especializada en estimulación temprana.  

Durante la primera etapa se brinda una atención terapéutica del niño y su familia, generalmente la mamá, en las sesiones de estimulación temprana.