La COVID-19 en Castelli

"Hicimos un gran esfuerzo para estar bien parados ante la pandemia"

El intendente Pío Sander explicó que, tras el pico detectado a principios de agosto, se implementaron planes de abordaje territorial que permitieron desactivar el foco de contagios. Además, se refirió a los estragos que causa la falta de lluvias en la región: "La producción está muy complicada", aseguró.

El intendente de Castelli, Pío Sander, aseguró que la falta de lluvias complica a la producción en la región.


El intendente de Juan José Castelli, Pio Sander, analizó la coyuntura en una localidad que enfrenta las consecuencias de la pandemia de coronavirus y un déficit hídrico histórico debido a la falta de lluvias en la región. "Hicimos un enorme esfuerzo desde mediados de marzo y eso nos permitió estar más de 100 días sin casos en la ciudad, pero a partir de un ´veranillo´ con cierto relajamiento hacia fines de julio tuvimos contagios, con un pico que logramos desactivar", relató el intendente en declaraciones a Radio Provincia. 

Contó que la comuna logró que la sociedad tome las precauciones del caso, que cumpla con el aislamiento y quienes estuvieron afectados fueron trasladados a un polideportivo donde contaron con todos los servicios. Castelli cuenta con seis casos activos, pero la situación no deja de ser buena cuando se la contrasta con localidades vecinas como Tres Isletas, que atravesó momentos muy complicados.

"La verdad que estamos muy conectados entre las dos ciudades, pero también con El Impenetrable, donde también hubo un brote; pero en definitiva, hay una enorme responsabilidad de la comunidad que nos permite estar bien", consideró. 

En cuanto a la situación con de las comunidades originarias y de los parajes cercanos a Castelli, Sander explicó que "se hicieron operativos Detectar en los barrios de la localidad, y junto a los ministerios de Salud de la provincia y la Nación se concretaron abordajes territoriales para completar el calendario de vacunación". "Hemos conformado una brigada de inspectores sanitarios que acompañan los operativos y emprenden tareas de concienciación, en coordinación con Salud, el Ministerio de Seguridad y entidades como la Cámara de Comercio", agregó. 

Déficit hídrico

A la par, Sander se refirió a la compleja situación que genera la falta de lluvias en la región, que se encuentra por debajo de los pisos históricos. "El déficit hídrico que estamos atravesando es muy profundo porque la última vez que llovió en la zona fue en julio del año pasado", sentenció. Castelli se caracteriza su producción frutihortícola que hoy brilla por su ausencia. "Lo poco que se pudo hacer fue gracias a algunos productores que se encuentran más avanzados en tecnología, con lo cual tenían agua de reserva, pero en líneas generales la producción está muy complicada", analizó. 

La comuna acarrea agua permanentemente, tanto para consumo humano como para los animales, con los aportes del Ministerio de la Producción, la Administración Provincial del Agua y la Secretaría de Municipios, entre otros entes provinciales. En la localidad, y a pesar de la bajante del río Bermejo, el acueducto Bermejo-Castelli funciona plenamente y logra abastecer a Castelli, Miraflores, Villa Río Bermejito, El Espinillo y Fortín Lavalle. 

 

 




Mini logo de ECOM