Durante tres meses

Prohíben el corte de servicios por falta de pago en contexto de cuarentena

(Archivo).


Tal como se había adelantado en días previos, este miércoles quedó publicado en el Boletín Oficial una nueva medida que incita a las empresas a no cortar el suministro del servicio para quienes adeuden tres facturas consecutivas desde el 1 de marzo. 

“No podrán disponer la suspensión o el corte de los respectivos servicios a los usuarios y las usuarias indicados en el artículo 3°, en caso de mora o falta de pago de hasta TRES (3) facturas consecutivas o alternas, con vencimientos desde el 1° de marzo de 2020”, marca el Decreto 311/2020. 

Esta medida es tomada en el escenario de la Emergencia Sanitaria actual, y se extiende a las empresas prestadoras de los servicios de energía eléctrica, gas por redes y agua corriente, telefonía fija o móvil e Internet y TV por cable, por vínculo radioeléctrico o satelital. 

El beneficio está dirigido para los beneficiarios de las AUH y Asignación por Embarazo; pensionados, jubilados y trabajadores en relación de dependencia que no superen en dos veces al Salario Mínimo, Vital y Móvil; inscriptos en el Régimen de Monotributo Social; monotributistas que tengan una facturación mensual que no supere en dos veces al Salario Mínimo, Vital y Móvil; quienes perciben seguro de desempleo; electrodependientes; quienes estén incorporados al Régimen Especial de Seguridad Social para Empelados de Casas Particulares, y quienes están exentos del pago de ABL. 

En ese sentido, también se aplica a usuarios no residenciales, alcanzando el beneficio a MiPyMES, Cooperativas de Trabajo; instituciones de salud pública y privadas afectadas en la emergencia; y Entidades de Bien Público que contribuyan a la elaboración y distribución de alimentos.  

Sin embargo, en el Artículo 4° se especifica que se podrán incorporar otros beneficiarios, “siempre que su capacidad de pago resulte sensiblemente afectada por la situación de emergencia sanitaria y las consecuencias que de ella deriven”, indica el Decreto. 

De esta manera se establece una nueva medida de contención ante la necesidad de controlar el aislamiento preventivo, por lo que se invita a todas las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires a adherirse al Decreto que lleva la firma de todo el gabinete nacional.