Por el profesor Marcos Altamirano

Antecedentes, reclamos, gestiones y el aporte sindical para la Provincialización del Chaco

La Escuela de Niñas Raúl B. Díaz fue la sede de la Primera Convención Constituyente del Chaco.


*Por Marcos A. Altamirano

El 8 de agosto de 1951 el Presidente de la Nación, Juan Domingo Perón promulga la Ley 14.037 de Provincialización del Chaco y La Pampa. Como principal antecedente institucional de esta histórica medida fue la Ley 1532 de 1884 que creó los Territorios Nacionales que pasaron a integrarse a la vida política e institucional de la Nación. Esta ley preveía en su artículo 4º que toda gobernación que alcanzase los setenta mil habitantes tenía derecho a ser declarada provincia. Y tenía derecho a una Legislatura aquella que alcanzase treinta mil habitantes. Como estas normas nunca se cumplieron, los territorios estuvieron muchos años al margen de la vida política y sus habitantes sin gozar de los derechos cívicos que tenían sus pares de las provincias históricas.

Reclamos históricos

Profesor Marcos Altamirano

 

A pesar que el Chaco cumplió tempranamente el requisito de la población y que su desarrollo económico en el campo forestal y agrícola fue muy significativo, los distintos proyectos de provincialización presentados en el Congreso desde la época del Gobierno de Yrigoyen no tuvieron tratamiento y la situación de postergación continuó igual.

Desde 1918, diversas organizaciones civiles se formaron en el Chaco para reclamar por los derechos territoriales. Tales fueron la Liga Territorial por una representación en el Congreso, el Comité por un Gobernador Chaqueño, la Unión Territorial del Chaco, y la Asociación de Fomento de los Territorios del Chaco y Formosa, entre otras muchas. En estos reclamos sobresalieron distintas personalidades de la vida chaqueña, como Juan S. Mac Lean, Enrique Lynch Arribálzaga, y Juan R. Lestani, entre otros, acompañados de la prédica del periodismo local.

Las últimas gestiones

El cultivo del algodón fue la principal actividad económica en la época territorial.

 

Lentamente se fue tomando conciencia a nivel de las autoridades nacionales que esta situación de minoridad legal de la población de los Territorios Nacionales no podía continuar. Los reclamos que se plantearon en los sucesivos Congresos Territoriales desde 1942, en los que el Chaco tuvo activa participación, fueron abriendo camino las aspiraciones territoriales. En 1946, cuando se inició el primer Gobierno de Juan D. Perón se renovaron las esperanzas de los territorianos y se presentaron en el Congreso varios proyectos de provincialización, con la expresa finalidad de consolidar el federalismo y poner a los Territorios en igualdad legal con las otras provincias. Aunque en ese momento estos proyectos no se concretaron, el primer paso se dio con la Reforma Constitucional.

Las gestiones del movimiento sindical

Estimulados por lo establecido en la nueva Constitución, en los sectores populares y obreros de los Territorios, se reactivaron las gestiones en pro de la provincialización. En 1951 se organizó en Resistencia una delegación de obreros de la Confederación General del Trabajo, encabezados por el dirigente sindical Felipe Gallardo y las autoridades de la Delegación Regional, los cuales entrevistaron al general Perón y a su esposa María Eva Duarte. Les solicitaron su intermediación para agilizar el tratamiento parlamentario de una Ley de Provincialización de los Territorios Nacionales. La señora de Perón recogió esta inquietud y envió a las Cámaras del Congreso sendos mensajes solicitando la pronta sanción de la Provincialización del Chaco y La Pampa en el mes de junio.

Se concreta la provincialización

Felipe Gallardo. Primer Gobernador Constitucional del Chaco.

 

El Senado comenzó de inmediato el tratamiento del proyecto de provincialización y lo aprobó el 5 de julio, pasándolo a la Cámara de Diputados donde se discutió en las sesiones del 19 y el 20 del mismo mes. La oposición objetó que este beneficio no alcanzase a los otros Territorios Nacionales y se le respondió que también estaba prevista su provincialización una vez que se obtuviera la experiencia necesaria con estas dos primeras jurisdicciones. Finalmente el mismo día 20 de julio se sancionó la Ley 14.037, y el presidente Perón la sancionó el día 8 de agosto de 1951. Cada provincia conservó sus límites territoriales y una Convención Constituyente de 15 Convencionales debía sancionar una Constitución Provincial en un plazo de 90 días de su instalación.

En el Chaco, la Convención Constituyente sancionó la Carta Constitucional el 21 de Diciembre de 1951, la cual adoptó el nombre de “Provincia Presidente Perón” para la Provincia y fijó su capital en Resistencia. Realizadas las elecciones para la designación de Gobernador y Vicegobernador y para los miembros de la Cámara de Representantes, resultaron electos los candidatos del Partido Peronista con la fórmula integrada por Felipe Gallardo como Gobernador y Deolindo Felipe Bittel para Vicegobernador. Las primeras autoridades constitucionales de la Historia del Chaco asumieron el 4 de Junio de 1953.

*Miembro de la Junta de Estudios Históricos del Chaco.