Atención en cuarentena: el Poder Judicial continúa tramitando causas

En Resistencia la actividad se encuentra mucho más limitada por la actual situación epidemiológica, pero se avanzan con audiencias virtuales cuando es posible. En el interior los juzgados ya trabajan con el 50% del personal en las distintas dependencias, pero sin atención al público.

La predisposición e ingenio de muchos jueces permitió la implementación de audiencias virtuales a través de distintas plataformas y evitar los encuentros presenciales.


 

Desde el 13 de marzo el Poder Judicial del Chaco se encuentra trabajando con un esquema de atención reducido en medio del aislamiento social, preventivo y obligatorio por coronavirus (COVID-19). Con el objetivo primordial de continuar prestando un servicio judicial de emergencia que atienda las causas urgentes, los distintos juzgados de la provincia se encuentran funcionando teniendo en cuenta la situación epidemiológica y las herramientas digitales disponibles.

En comunicación con Radio Provincia, el secretario de Superintendencia del Poder Judicial del chaco, Lisandro Yolis, que durante los primeros días de la cuarentena, cuando se estableció un receso extraordinario desde el Superior Tribunal de Justicia, solamente se prestó un servicio mínimo de justicia con muy poco personal. Luego de 20 días, el Poder Judicial del Chaco inició un lento proceso de reapertura, siempre con estricto respeto por las normativas de bioseguridad vigentes, en donde se brinda una atención a urgencias con algunas restricciones por la pandemia de COVID-19.

En la actualidad, la Justicia chaqueña ha reducido sus horarios de trabajo y se suspendió la atención al público. En los distintos juzgados solamente están prestando servicio los funcionarios y el personal mínimo para atender los casos urgentes.

 

Fuero penal trabajando de manera virtual

 

Yolis explicó que gracias al desarrollo de la Dirección de Informática del Poder Judicial, el trabajo de casi todo el fuero penal en la Primera Circunscripción Judicial se encuentra digitalizado a través del Sistema Integrado de Gestión e Información (SIGI) Profesional, por lo que lo funcionarios y trabajadores pueden cumplir sus funciones de manera remota desde sus hogares. “Esto permite que también los abogados realicen la mayoría de los trámites desde sus estudios e ir mínimamente a los respectivos juzgados”, agregó.

Este avanzado sistema de gestión, reconocido nacionalmente, está siendo muy importante en tiempos de pandemia, ya que cerca del 80% de los trabajadores judiciales del fuero penal pueden prestar servicios de manera remota. “Lo único que se debe realizar de manera presencial, aunque estamos tratando de evitarlo, son las audiencias correspondientes, aunque muchas de estas también estamos tratando de que se lleven delante de manera virtual”, aseguró el funcionario judicial.

La implementación del SIGI permitió que todas las cuestiones administrativas de las causas tramitadas en la Primera Circunscripción Judicial con asiento en Resistencia, como movimiento de trámites y expedientes se hagan de manera digital, lo que evita la presencia de abogados y personal en los distintos juzgados y fiscalías. “Si bien esta metodología ya estaba siendo utilizada antes de la pandemia, en este último tiempo estamos tratando de implementar las audiencias virtuales, aunque existen casos que esto es imposible”, aseveró el secretario de Superintendencia del Poder Judicial.

Con respecto a la utilización de la tecnología, Yolis resaltó la predisposición e ingenio de muchos jueces que pudieron implementar las audiencias virtuales a través de distintas plataformas y evitar los encuentros presenciales. “Todo depende del estado procesal de cada expediente, pero se llevan adelante todas las actuaciones necesarias como allanamientos, verificaciones presenciales y otras cuestiones presenciales, siempre extremándose los cuidados biosanitarios”, expresó.  

 

Avance más lento en el fuero civil

 

En lo que refiere al fuero civil, la prestación del servicio judicial se encuentra diferenciada según la zona de la provincia y la realidad sanitaria que vive cada localidad producto de la pandemia de COVID-19. Lisandro Yolis explicó que en la zona metropolitana la atención se encuentra más limitada por la situación epidemiológica. “En el interior el servicio se encuentra con mayor apertura, con la asistencia presencial en los distintos juzgados de un 50% de los trabajadores”, aseveró.

Si bien se ha modernizado todo con el nuevo Código Procesal, en el fuero civil la mayoría de los procesos son escritos y requieren la participación presencial de personal administrativo.  “Al igual que el fuero penal, los procesos avanzan mientras que se puedan cumplir con las audiencias virtuales, ya que las presenciales se encuentras pospuestas por indicaciones de los ministros del Superior Tribunal de Justicia”, manifestó el funcionario.

“Los procesos están avanzando, quizás con un poco más de lentitud, pero están avanzando de manera regular y a medida que se corren los plazos”, concluyó el secretario de Superintendencia.

 

En la actualidad, la Justicia chaqueña ha reducido sus horarios de trabajo y se suspendió la atención al público.