75% de las tareas realizadas

Avanza la pavimentación de la avenida Juana Azurduy en la zona Norte de Resistencia


La Dirección de Vialidad Provincial informó que, en la zona Norte de Resistencia, avanza a buen ritmo de ejecución la pavimentación de la avenida Juana Azurduy. Se trata de una obra que con tres frentes de trabajo registra a la fecha un avance del 75%. A partir de la finalización de esta obra, y la avenida Juan Manuel de Rosa ya pavimentada, se logrará vincular y conectar las dos autovías Ruta N°16 y Ruta N°11. Esto significará un impacto estratégico en la conectividad vial de toda la zona norte.

Con una extensión de 2.300 metros el tramo inicia desde la colectora de la Ruta Nº 11 hasta la colectora de la Ruta Nº 16, incluyendo pavimentación desagües pluviales, iluminación y señalización.

La obra es ejecutada a través de la Unión Transitoria de Empresa (UTE): Chaco Construcciones S.A y Pietra S.R.L. avanza en la instalación de conductos, que desembocarán en el arroyo Ojeda, lo cual permitirá garantizar una óptima adecuación hidráulica. Asimismo se realizan las tareas de pavimento urbano y la instalación de la iluminaria LED en todo el tramo comprendido.

Con una inversión de $ 347.450.214,67, financiada a través de convenio con Vialidad Nacional la obra apuesta a mejorar sustancialmente las condiciones de transitabilidad, seguridad y comodidad de desplazamiento para vehículos automotores, biciclos y transeúntes de los barrios aledaños, y de los trabajadores que acuden a diario a las fábricas y comercios de la zona.

Se trata de una infraestructura vial clave para una zona de la ciudad con un alto crecimiento habitacional en los últimos años forma parte del compromiso y las gestiones que el gobernador Jorge Capitanch, para seguir concretando inversiones estratégicas que mejoren la calidad de vida de la población.

En lo que destacar a destalles técnicos del avance de los trabajos cabe destacar que tanto la Juana Azurduy como la Juan M. Rosas se encuentran vinculadas mediante el pavimento urbano. El proyecto además incluye desagües secundarios para asegurar el correcto escurrimiento de aguas pluviales hacia los receptores previstos, y una adecuada iluminación y señalización horizontal y vertical, más las correspondientes rampas para discapacitados. Las calzadas son de hormigón simple de 2 x 8,34 metros de ancho total con un espesor de 18 cm, con cordones integrales, y cantero central.