#NiUnaMenos: a 5 años de las primeras marchas masivas

Celeridad en la asistencia económica y refugios para víctimas, las urgencias en el Chaco

"Aunque hoy las calles estén en silencio, nuestras voces están todos los días y son las voces de las que hoy ya no están", sostiene Elba Rojas, integrante del Observatorio de Violencias "Luisa Bautista". 


 

En un año sin masivas marchas en las calles de distintas ciudades del país, a cinco años de las primeras movilizaciones masivas, el grito de Ni Una Menos igual resonó este 3 de junio en las redes sociales y en las voces de mujeres que realizan, desde distintos espacios, una labor solidaria y comprometida en la asistencia a víctimas o bien promoviendo el fin de la violencia de género.

Elba Rojas, integrante del Observatorio de Violencias "Luisa Bautista", pidió mayor celeridad en la implementación de la Ley Brisa, que prevé asistencia económica a niños, niñas y adolescentes, hijos de víctimas de femicidios. También marcó la necesidad de disponer refugios para contener a víctimas de violencia. Y resaltó que debe asegurarse una implementación amplia de la Ley Micaela en los tres Poderes del Estado chaqueño. "Aunque hoy las calles estén en silencio, nuestras voces están todos los días; y son las voces de las que hoy ya no están", enfatizó.

El observatorio pertenece a la Comisión Provincial Multisectorial de la Mujer del Poder Legislativo de la Provincia. Su conformación data de 2012, cuando empezó una labor a pulmón.

En diálogo con Radio Provincia, Rojas recordó los inicios en el año 2012. "Cada vez que íbamos a distintas partes de la provincia a dar charlas, nos preguntaban cuántas víctimas de femicidios había, y no sabíamos responder. Vimos un vacío y nos pusimos a recabar esa información, que nos costaba y nos cuesta mucho a diario", reveló y sumó: "Quienes nos ayudan a conseguir la información son las grandes redes de mujeres en las que trabajamos en la provincia, la prensa y la Justicia. Fuimos armando nuestros registros de esa manera".

Así, precisó que a la fecha están registradas 92 víctimas de femicidios en el Chaco, desde 2015.  "Hacemos un seguimiento de cada caso. Desde el año pasado, empezamos a trabajar con la Ley Brisa (27.452), y hemos elaborado un plan de trabajo con esa base, por circunscripción judicial, buscando que niños y niñas puedan acceder al beneficio. Porque no se trata sólo de recolectar números fríos y dolorosos", comentó.

 

32 integrantes

Elba Rojas, integrante del Observatorio de Violencias "Luisa Bautista". (Foto de Facebook).

 

En cuanto al trabajo de campo, Rojas destacó que las integrantes del observatorio van a buscar a cada familia, buscan a los tutores de niños y niñas cuyas madres fueron víctimas de femicidios, y ofrecen facilitar los trámites enmarcados en la Ley Brisa. Sin embargo, marcó las dificultades operativas para que la asistencia llegue, que fueron incrementadas durante el período de aislamiento obligatorio.

En otro punto, precisó que actualmente son 32 mujeres las integrantes de la Comisión Provincial Multisectorial. "Recibimos mucha colaboración de nuestras antecesoras, que nos guían en este momento donde a veces estamos sobrepasadas", valoró.

Del mismo modo, celebró los "avances" de la provincia en materia de atención a la violencia de género; y subrayó la apertura al diálogo de la Comisión Provincial, que está integrada por representantes de distintas etnias también.

 

Ad honorem

 

"Somos mujeres ad honorem dentro del Poder Legislativo”, mencionó Rojas, y recordó que la ley que le dio origen al espacio este año cumplirá 33 años. “Nuestras antecesoras fueron muy sabias al hacer esto; para trabajar es necesario tener mucho compromiso. Fuimos varias tomando la posta”, repasó.

“Trabajamos con el Poder Judicial y algunos casos puntuales los tratamos con Derechos Humanos", explicó, aunque valoró también la labor junto a distintas organizaciones e instituciones que agrupan a profesionales, por ejemplo, de la psicología.

En esa línea, indicó que en la estructura legislativa el Observatorio de Violencias tiene un presupuesto asignado.

 

Pedidos permanentes de ayuda

 

"Para hacer todas las intervenciones, incluso en este tiempo de pandemia, seguimos trabajando en guardia permanente. Se fueron dando distintos números para atención. Nosotras recibimos entre 3 y 5 llamados por día de mujeres que nos piden ayuda, muchas de madrugada, en toda la provincia", graficó Rojas.

Por último, al referirse a acciones y políticas concretas, marcó: "A 5 años de Ni una Menos necesitamos más refugios, que deben emplazarse en El Impenetrable, en el Sudoeste y en Resistencia, para poder ayudarlas a todas".