Con beneficios impositivos y fiscales

Diputadas proponen declarar la emergencia en el sector turístico de la provincia por 180 días

Parque Nacional Chaco. (Foto: Guiafe)


Dos diputadas del Bloque Justicialista presentaron este jueves el Proyecto de Ley 935/20 en la legislatura provincia, donde convocan a la emergencia del turismo en la provincia, atendiendo a la paralización laboral generada por la pandemia del COVID-19. 

El proyecto impulsado por las legisladoras del bloque Justicialista Liliana Spoljaric y Jessica Ayala propone una serie de beneficios para reducir el impacto de la crisis ante la pandemia, motivando un acompañamiento del Gobierno Provincial para que estos puedan adherirse a exenciones impositivas, diferimientos de impuestos u otros beneficios impulsados desde el Ejecutivo nacional. 

A su vez, se propone la exención del pago del impuesto a los Ingresos Brutos, el Adicional del 10% de la Ley 3565 y el Fondo de Salud Pública de contribuyentes del régimen general y del régimen simplificado. También se buscará exceptuar de impuestos inmobiliarios a los propietarios de los inmuebles donde se ejerzan las actividades (sólo aquellas contempladas en el Anexo I de la Ley Provincial de Turismo), y a quienes acrediten tener a cargo el tributo desde el inicio de la pandemia y hasta tanto dure la emergencia sanitaria. 

Respecto a las ejecuciones fiscales, el Proyecto de las diputadas propone el cese de esta práctica provenientes de impuestos, tasas provinciales y sus accesorios derivados de la actividad. 

La extensión del proyecto abarca a 180 días desde su sanción, lo cual podrá prorrogarse atendiendo a las condiciones actuales a la fecha del sector, y buscará un beneficio para las personas humanas o jurídicas en las categorías Micro, Pequeñas y Medianas Empresas que cumplan los requisitos de la Ley Provincial de Turismo y que estén catalogadas en situación “crítica”. A su vez, excluye de beneficios a quienes directa o indirectamente brinden servicios relacionados con juegos de azar o apuestas. 

La criticidad de la empresa tendrá estricta vinculación con la facturación de los meses de marzo a agosto del 2020, lo que será punto comparativo con el registro de ingresos al mes de abril del año 2019 en términos nominales. No obstante, quienes hayan comenzado el trabajo en el sector posterior al mes de abril del 2019, podrán incorporarse a los beneficios mediante acreditación. 

La Ley buscará facultar al Instituto de Turismo provincial como autoridad de aplicación, y condicionará a los beneficiarios a no generar despidos ni suspensiones sin causa o atribuidas a la crisis de la emergencia.