Impulsan reformas institucionales para jerarquizar las políticas en materia de Derechos Humanos

Se eliminará la participación de los poderes del Estado del Comité de Prevención contra la Tortura para maximizar los niveles de autonomía del organismo. Se capacitará a las fuerzas de seguridad en esta materia. Los anuncios fueron realizados por el gobernador.

Capitanich, acompañadas de las funcionarias provinciales.


El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich anunció este jueves una serie de iniciativas a fin de jerarquizar las políticas que en materia de Derechos Humanos se llevan adelante en la provincia entre las que se destaca la selección de los integrantes del Comité Provincial de Prevención de la Tortura y la institucionalización de la Dirección de Control Policial y de la del Defensor Policial. Capitanich realizó estos anuncios acompañado de la vicegobernadora, Analía Rach Quiroga; la ministra de Seguridad y Justicia, Gloria Zalazar; y la secretaria de Derechos Humanos, Silvana Pérez.

El gobernador detalló que la selección de los integrantes del Comité se realizará sobre base del concurso de antecedentes y oposición el cual será evaluado mediante un tribunal examinador calificado. Aseguró que esto generará “un criterio de representativo cualitativamente ordenando que nos permita garantizar el pleno ejercicio de la responsabilidad emergente del Comité”. Además anunció que se propiciará la sustitución de los distintos poderes del Estado por representantes de la sociedad civil “algo que para notros tiene un valor significativo ya que maximiza los niveles de autonomía del organismo”. Respecto a esto agregó que se fortalecerá el trabajo que realiza el Consejo Consultivo.

Estos tres elementos son parte de la modernización que pretendemos para el Comité”, dijo Capitanich quien recordó que la provincia del Chaco fue pionera en el 2008 con la creación de dicho organismo.

Más medidas

El gobernador anunció además que como parte de la aplicación de la Ley de Seguridad Democrática, la cual también el Chaco fue pionera, se propiciará la institucionalización de la Dirección de Control Policial y la del Defensor Policial, ambos creados por la Ley mencionada pero que nunca se habían cumplimentado en términos de representación.

Además se creala Guardia de Derechos Humanos, a través de un Decretó específico, que apunta a establecer una atención las 24 horas al servicio de la comunidad para que no existan violaciones de derechos “que no puedan ser rápidamente atendidas por un equipo interdisciplinario calificado con un protocolo de intervención”.

También se establecerá un programa de capacitación para las fuerzas de seguridad con perspectiva en derechos humanos, géneros e interculturalidad.

Capitanich aseguró que estas medidas adoptadas “forman parte de una innovación importante y forma parte de lo que instrumentamos como política de derechos humanos en la provincia”.