Actividad parlamentaria

La Legislatura ratificó la ley que extiende bonificación de médicos a bioquímicos y odontólogos

Con el aval de 28 legisladoras y legisladores, la Cámara de Diputados sostuvo la sanción original de la norma. Además, creó el adicional remunerativo y ajuste por revisión para el Poder Judicial, Consejo de la Magistratura, Jurado de Enjuiciamiento y Tribunal Electoral; e instituyó el Día del  Testigo por Delitos de Lesa Humanidad.

 

La Cámara de Diputados volvió a sesionar este miércoles y sancionó cuatro proyectos de ley.


En el marco de una nueva sesión ordinaria realizada este miércoles, las y los diputados decidieron rechazar el veto de la sanción legislativa que hizo extensivo el Suplemento Complementario para el Personal Médico, otorgado a bioquímicos y odontólogos. Esta normativa había sido aprobada durante la sesión itinerante en La Leonesa, en el mes de septiembre y el Parlamento, a través de la Resolución 2196, reafirmó la decisión de insistir en la sanción original. El debate se dio acompañado de los profesionales, que desde horas tempranas esperaban el tratamiento frente a la fachada de la Casa de la Democracia.

Luego, con una incorporación en el  Orden del Día, se aprobó la Ley N°3741-A, modificando la normativa que crea el adicional remunerativo y ajuste por revisión para el Poder Judicial, Consejo de la Magistratura, Jurado de Enjuiciamiento y Tribunal Electoral, dando intervención de todas las asociaciones gremiales representantes del Sector Judicial.

Con la Ley N° 3742- E, las y los diputados establecieron el Día del Testigo por Delitos de Lesa Humanidad, el que se conmemorará cada 18 de septiembre, en recuerdo de la desaparición de Jorge Julio López, ocurrida en el año 2006. López fue testigo clave en el Juicio contra Miguel Osvaldo Etchecolatz por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar antes de ser visto por última vez. 

También se sancionó la Ley 3743-E, a raíz de la acumulación de una serie de proyectos de varios legisladores, incluyendo  en la enseñanza la Educación Emocional como contenido transversal en la currícula y espacios curriculares de todos los niveles y modalidades del sistema educativo provincial. Se trata de un proceso educativo, continuo y permanente, que pretende potenciar las competencias emocionales como elemento esencial del desarrollo humano, cuyo objeto es capacitar a la persona para la vida y con la finalidad de aumentar el bienestar personal y social, mediante el acompañamiento, apoyo, ejercicio y perfeccionamiento de las mismas, incluyendo el desarrollo de la inteligencia emocional y su aplicación en distintas situaciones.