Los 76 años de la Peña Nativa Martín Fierro

En la que denominó una breve reseña de la larga historia de la institución, Elisa Oplanich compartió en sus redes sociales fotos y un repaso por principales hitos de este lugar por el que pasaron grandes representantes de la cultura argentina.

El edificio actual de la Peña Nativa Martín Fierro y la primera edificación, en el año 1962, en avenida 9 de Julio 695. (Fotos: Facebook Elisa Oplanich)


 

Un grupo de personas – la mayoría maestros-  se reúnen el 8 de abril de 1945, en la sede de la Asociación del Magisterio en calle Pellegrini 172 para crear un Centro Nativo. Luego pasa a la Universidad Popular, donde cumple un rol social especial con la enseñanza de danzas folclóricas, a cargo de Benigno Corvalán y Juan Pedemonte entre otros.

A falta de espacio, alquilaron la esquina de Sarmiento y Córdoba. Allí, en 1954, deciden el nombre de Peña Nativa Martín Fierro.

En 1962 se consigue el terreno “lagunero” de la avenida 9 de Julio, que se rellena con tierra y escombros acarreados en camiones del Ejército.

Ya en su casa propia, se produce el inicio del gran despegue evolutivo cultural, más el apogeo del intenso movimiento folclórico, llevan al conjunto de danzas de la Peña a los más destacados festivales provinciales y nacionales, arrasando con los premios en toda participación: la delegación provincial del 1964, con Luis Landriscina; 1967 con el cuadro de Raúl Cerutti “El Casamiento” y el gran Camin Cosquin de 1968 con El Cambacuá y la charanda, también con Ertivio Acosta.  Y junto a Santiago del Estero representa al país en el Festival Iberoamericano en el Luna Park en 1969.

En 1967 es cuna del Cuarteto Martín Fierro -hijos dilectos de la Peña- que llevaron nuestro chamamé a Europa y la Misa Criolla al Vaticano en 1978 y 1979, y ganadores del Premio Santa Clara de Asís en 1987, entre tantos reconocimientos.

 

El actual edificio y los años de oro

Ensayo en el patio de tierra, preparando La Fiesta de San Baltasar, en el año 1968. (Fotos: Facebook Elisa Oplanich)

 

Y la querida Peña… de quincho de paja, piso de tierra y secretaría de maderas, pasó a inaugurar en 1972 el hermoso edificio que luce orgullosamente hoy.

Los años de oro de la Peña fueron sin dudas los del ‘60 y hasta principios del 2000, lapso donde esta institución desarrolló las máximas actividades, simposios, exposiciones, actuaciones, presentación en su célebre escenario "Ángel Arturo Ramos" de los máximos exponentes folclóricos, desde Yupanqui hasta Mercedes Sosa, Falú, Ariel Ramírez, Guaraní, entre otros afamados conjuntos.

La Peña se trasladaba con sus festivales al Parque 2 de Febrero, a la Rural, al campo 2 de abril, al Anfiteatro Todaro. Hasta alquiló una carpa al Circo Azaclab que pasaba por Resistencia; y con el camión de Víctor Gallo se traslada al Festival de Cosquín, montando la Gran Carpa de la Peña del Chaco, donde todos trabajábamos de igual a igual.

En su rico historial cultural, entre los más destacados, recuerdo la gran convocatoria para recibir a Fabriciano y Humberto Gómez Lollo a su regreso de EE.UU. y Canadá, donde en una pantalla gigante se pasaron los videos filmados en la nieve y el desarrollo de la competencia.

El teatro en la Peña, “La Loca de amor” con la inolvidable Chichín Obal, Carlos Schwaderer y Gladis Gómez. En 1995, “El Conventillo de la Paloma”, dirigida por Chichín Obal, suceso que permaneció un mes en cartelera con mucho éxito (y del cual participé).

La Peña interviene en el 1º Festival de la Comida Criolla, en la Sociedad Rural, en 1970. Ganando un importante premio.

En la parte social, siempre estuvo involucrada desde aquella inundación del ’66, donde la Peña ayudaba evacuar las casas con el camión de Nestlé, llevando también ollas de comida. Se colabora con alimentos a merenderos, prestando las instalaciones para beneficios; festejando el día del niño con chocolate y golosinas. Se enseñan nuestras danzas nativas, como también el aprendizaje de distintos instrumentos.

 

La biblioteca folclórica

Cuarteto Martin Fierro - Premio Santa Clara de Asís (año 1987). (Fotos: Facebook Elisa Oplanich)

 

Pergeñado por los antecesores y concretada por la actual comisión directiva, en noviembre de 2019 se inaugura la Biblioteca Folclórica de la Peña Martín Fierro, única en la región Nordeste.

Continúa todos los años con la entrega del Martin Fierro a destacadas personalidades del quehacer cultural folclórico.

Por esta casa pasaron innumerables dirigentes y cada uno de ellos dejó su valioso aporte. Se tuvo momentos buenos, como tiempos difíciles -como la actualidad- pero la Peña, la Peña de todos, la Martín Fierro continúa siendo ¡la mejor peña del país!