Colectivos ambientales

Se multiplicaron acciones ecológicas para exigir la Ley de Humedales y la protección del Río Negro

Durante el mes de noviembre colectivos ambientales y el grupo “La Juntada de los Sábados” realizaron diversas intervenciones ambientales para exigir la Ley de Humedales y acciones de protección para las zonas ribereñas.

 

En el acceso Norte a Resistencia, el puente de avenida Sarmiento, colectivos ambientalistas repartieron volantes pidiendo que el Rio Negro se transforme en una reserva ambiental


Colectivos ambientalistas exigen la aprobación inmediata de la Ley de Humedales y la protección del Río Negro,  a través de distintas acciones que permitan visibilizar la situación. Durante el mes de noviembre se realizaron diversas intervenciones ambientales que fueron desde pintadas, distribución de volantes y panfletos, navegación por los ríos, plantación de semillas arbóreas sobre las zonas ribereñas y visibilizarían sobre la importancia ambiental de los humedales y la preservación de los cauces de ríos y zonas ribereñas

“Humedales es mucho más que una ley!. Es un proceso de organización y lucha desde abajo, sobre todo desde lo local, sintetizado en demandas políticas que a fines de noviembre de este año fueron visibilizadas en el tránsito a la construcción de nuevos modelos de vivir, con armonía en los humedales”, dice el documento dado a conocer por el grupo “La Juntada de los sábados”,  vía redes sociales.

Desde este grupo de ambientalistas detallaron las diferentes acciones e intervenciones que llevaron adelante para visibilizar la situación critica de los humedales y exigir la urgente sanción de una ley nacional para su protección.

El miércoles 18 en el acceso Norte a Resistencia, el puente de avenida Sarmiento sobre el río Negro fue intervenido por un grupo de ciudadanos, que pintando sobre esténciles las barandas de hormigón y la cinta asfáltica; entregando volantes a los automovilistas.  “Que el río Negro sea Reserva Hídrica, Ambiental y Cultural”… “Yo Abrazo al río Negro", decían los volantes entregados por los ambientalistas.

En tanto, el viernes 20 por la tarde en Colonia Benítez vecinos auto-convocados en el balneario sobre el Tragadero, compartieron una misma preocupación: que el acceso al río no sea interrumpido por alambrados de quienes se creen dueños de la ribera y playa, es espacio público de todos. Se realizaron acciones de plantación de árboles, modelado en arcilla la fauna, navegación del cauce en piragua, pero sobre todo señalado con pasacalles y banderas que el bien común y los derechos difusos prevalezcan sobre el interés privado: “En defensa de los territorios del río”.

El domingo 29 en Barranqueras, los colectivos ambientalistas cerraron el mes, sobre los afluentes del Paraná ofrendando barquitos de papel con la carga de semillas de árboles autóctonos. “Tenemos la esperanza de que estas semillas enraícen la ribera azolada por los incendios, hermanados a tantas organizaciones en esta extendida red aguas abajo... "Ley de Humedales Ya!!!", dijeron los referentes del grupo ambiental.

La Juntada de los Sabados realizo múltiples acciones para visibilizar sobre la importancia de la preservación de las zonas ribereñas.

Los colectivos organizados han encontrado respuestas profundas y con fundamento científico sobre la relación sociedad – humedales. “ Con creatividad han manifestado sin perjudicar en la calle, señalado el alambrado de la apropiación si cortarlo, y navegado bajo las resoluciones más desfavorables. El proceso está en marcha: conocer, amar, participar, defender. Ya fue decidido, votado y aprobado por la inmensa mayoría de las comunidades: No hay vuelta atrás…Ahora le toca a la Cámara de Diputados de esta provincia, al intendente de Colonia Benítez y la APA, y hasta el Congreso Nacional!”, expresa el comunicado distribuido por el colectivo ambientalista..