Tras haber alcanzado un pico en septiembre

Se desacelera la inflación en la Eurozona y marca un 10% interanual


La inflación de noviembre en la Eurozona marcó un nuevo descenso y se ubicó en 10% interanual, según los datos preliminares publicados hoy por el instituto de estadísticas europeo Eurostat.

Tras haber alcanzado un pico del 10,9% en septiembre –un récord histórico desde la creación de la moneda única-, la inflación descendió al 10,6% en octubre para, luego, marcar este mes un nuevo descenso de 6 décimas, el mayor en un solo mes desde 2020.

La cifra fue menor a la esperada por los economistas quienes estimaban un 10,4%, según la agencia Bloomberg

Entre los diversos componentes de la inflación, la energía sigue liderando la suba de los precios con un 34,9% interanual, aunque también marcó una desaceleración frente al 41,5% del mes anterior.

Los alimentos continúan con fuertes incrementos en sus valores marcando una suba del 13,6%, 5 décimas más que el 13,1% de octubre.

Los bienes industriales y los servicios, en tanto, se mantienen estables y por debajo del índice general con incrementos del 6,1% y 4,2%, respectivamente.

Es tal el peso de los alimentos y la energía que, si se quitaran a ambos componentes –cuyos precios son tradicionalmente volátiles-, la inflación núcleo fue del 5%.

Un dato positivo es que la inflación mensual en noviembre –respecto de octubre- se ubicó en negativo, cayendo 0,1%.

Los países más afectados por la inflación en el bloque monetario son especialmente los Bálticos con Letonia con 21,7% interanual (igual que en el mes anterior), Lituania con 21,4% (- 0,7 puntos porcentuales) y Estonia 21,4% (- 0,9 pp.).

Del mismo modo, la inflación también se siente con fuerza en Eslovaquia con 15,1% anual (+ 0,6 pp.).

En tanto, entre los principales países del bloque, Italia lidera la lista con 12,5% (- 0,1 pp. respecto al mes anterior), seguido por Alemania 11,3% (-0,3 pp.), Francia 7,1% (sin cambios) y España 6,6% (-0,7 pp.).

Los datos de este mes representan un alivio para la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) que evaluará, en la próxima reunión monetaria del 15 de diciembre, entre subir las tasas de interés en 75 puntos porcentuales por tercera vez consecutiva o, en lugar de ello, moderar las subas y hacerlo en 50 puntos, una posición a la que el mercado apuesta tras conocerse los datos inflacionarios de hoy.

“Estas son noticias bienvenidas para el BCE y refuerza nuestra mirada de que el ritmo de subas en las tasas se ralentizará en diciembre de 75 puntos a 50”, afirmó la economista Maevba Cousin.